Menú Buscar
Ir al contenido
X
X
El perfume

Frases destacadas del libro El perfume

Sponsors
  • “Un niño de pecho no es un ser humano, sólo un proyecto y aún no tiene el alma formada del todo.”
  • “Interiormente, hacía mucho tiempo que estaba muerta.”
  • “Quien sobrevive al propio nacimiento entre desperdicios, no se deja echar de este mundo así como así.”
  • “El perfume debía olerse en estado distendido y aireado, nunca concentrado.”
  • “En todas las artes, como en todas las artesanías, el talento sirve de bien poco si no va acompañado por la experiencia, que se logra a fuerza de modestia y aplicación.”
  • “Hay en el perfume una fuerza de persuasión más fuerte que las palabras, el destello de las miradas, los sentimientos y la voluntad. La fuerza de persuasión del perfume no se puede contrarrestar, nos invade como el aire invade nuestros pulmones, nos llena, nos satura, no existe ningún remedio contra ella.”
  • “Se había aislado del mundo para su propia y única satisfacción, sólo a fin de estar cerca de sí mismo. Gozaba de su propia existencia, libre de toda influencia ajena, y lo encontraba maravilloso.”
  • “Luchaba contra el miedo de no saber, contra el temor de la incertidumbre, y su lucha era efectiva porque sabía que no podía escoger.”
  • “La clave enormemente complicada e intransferible del olor personal, no era percibida por la mayoría de los hombres, los cuales ignoraban que la poseían y por añadidura hacían todo lo posible por ocultarla bajo la ropa o los perfumes de moda.”
  • “Podía contar a la gente todo cuanto quería; una vez había ganado su confianza, se lo creían.”
  • “Lo que codiciaba era la fragancia de ciertas personas: aquellas, extremadamente raras, que inspiran amor.”
  • “En el recuerdo, todos los perfumes son imperecederos.”
  • “Durante toda su vida no había hecho más que renunciar, pero nunca había poseído y perdido.”
  • “Él la amaba, ciertamente, pero también la necesitaba.”
  • “Daba la impresión de ser un hombre tan cansado de la vida que ni siquiera deseaba vivir despierto las últimas horas de su existencia.”
  • “Quería, por una vez, por una sola vez, ser reconocido en su verdadera existencia.”
  • “¡Por fin, por fin algo en su corazón, algo que no fuera él mismo!”
  • “Por primera vez habían hecho algo por amor.”

↑ Ir al inicio

↑ Ir al inicio